Progresó hacia la depuración de su arte, de manera que el progreso de su oficio incrementaba el poder de su mirada. Él mismo señala: “depositamos en las obras lo que somos. Por eso la posteridad no se equivoca al juzgar, pues juzga no las apariencias del autor, sino su ser cuyas perfecciones y defectos deposita en sus manifestaciones artísticas o de otro orden”.

Carlos Sentí, Valencia, 1992 (Critico de Arte)

Mostrando entradas con la etiqueta Viejo roble. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Viejo roble. Mostrar todas las entradas

Viejo roble

"Viejo roble"

GUARDIANES

Pueblan sueños entreverados de luz, entretegiendo verdes bóvedas de estrellas espinosas. Cobijan el desamparado amor, no por incipiente menos tozudo. Arropan discretamente las acrobacias de abdominales mariposillas de impredecible vuelo. En los pliegues de sus cortezas quedan atrapados, voluntariamente, los suspiros de los amantes. Y también sus eternas promesas, en forma de corazones.
Mis tiernos abrazos son sólo un pobre pago por todo lo que ellos dan, por todo el amor y protección que regalan. Sed generosos vosotros también y compensadlos. Su piel es áspera sólo en apariencia. Debajo de esas formas a veces oscas late un corazón tierno. Dadle una oportunidad de florecer. Abrazadlos. Abrazadlos mucho. Abrazadlos siempre.

(Salomé Guadalupe Ingelmo, Hervás en cuatro saltos, 23 de marzo de 2011)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...