Progresó hacia la depuración de su arte, de manera que el progreso de su oficio incrementaba el poder de su mirada. Él mismo señala: “depositamos en las obras lo que somos. Por eso la posteridad no se equivoca al juzgar, pues juzga no las apariencias del autor, sino su ser cuyas perfecciones y defectos deposita en sus manifestaciones artísticas o de otro orden”.

Carlos Sentí, Valencia, 1992 (Critico de Arte)

Mostrando entradas con la etiqueta El Trampal. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta El Trampal. Mostrar todas las entradas

El Trampal

Alejandro Cabeza
"El Trampal (Sierra de Candelario) por Alejandro Cabeza"

Salta entre los riscos. Con cada zancada maldice ese temperamento que a menudo no es capaz de domeñar. Él, que rara vez se acuerda de Dios, ruega pidiendo recibir templanza un día. Y caridad, toda esa caridad que habría podido salvarle. Una discusión tan estúpida por una oveja, por una oveja que no debería haber bebido en ese arroyo… Y sin embargo, todas las criaturas deberían tener derecho a no pasar hambre ni sed, ahora lo sabe. Ahora, casi treinta años después y mil fatigas después, lo sabe bien. Pero entonces él era sólo un muchacho ignorante, un muchacho estúpido e impulsivo. La sangre se extiende, inunda el arrollo, fluye entre las piedras empapando el suave musgo que las viste y manchando el verde de las orillas. Ya nunca nada será lo mismo. Los colores jamás volverán a estar limpios. Porque jamás habrá redención ni reconciliación consigo mismo.

La voz aterrada del muchacho le salva de sus negros recuerdos.

―Creí que habíais acabado de pintar el agua, señor ―se disculpa el muchacho mientras la copa vacía tiembla entre sus manos.

―Es justo que quien tiene sed sea saciado ―el pintor le ofrece una leve sonrisa.

Y que quien padece hambre sea nutrido ―añade el corso. Extrae el higo maduro de la copa ahora vacía y lo ofrece con inaudita delicadeza al muchacho, como un pájaro alimentaría a su polluelo.

Fragmento de "Bienaventurados los sedientos", de Salomé Guadalupe Ingelmo. Relato ganador del V Certamen de Relato Corto Aljarafesa (Sevilla) sobre el agua.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...